NO TE COMPARES CON NADIE

[ 9 ] septiembre 25, 2012 |

Evita compararte con otras personas. Las comparaciones te llevarán a sentirte infeliz o bien a crear en ti una falsa sensación de superioridad.

En ambos casos, lo único que se consigue es impedir que desarrolles una imagen realista de ti mismo.

Cuando te comparas con otras personas, lo normal es que pienses que hay personas superiores a ti y otras inferiores.

Partiendo de ese principio, te sentirás mal porque no eres tan bueno como los del primer grupo, pero a su vez te consolará pensar que eres mejor que lo del segundo.

Como esto no te dejará satisfecho y al final seguirás pensando que eres un desastre, más te valdría dejarte de comparaciones y sentirte mal directamente, sin necesidad de recurrir a tantos enredos.

En realidad, este tipo de comparaciones nunca tiene  sentido ni conduce a ninguna parte porque tú, al igual que cualquier otro ser humano del planeta, “eres único”, con tus propias fortalezas y debilidades, con tus talentos y tus destrezas individuales.

Tu herencia genética, tu formación, tus vivencias y tú intelecto se combina para hacer de ti una persona distinta a todas las demás. Esto en sí no es bueno ni malo, sino simplemente un hecho.

Mis Diluvios de Besos Para ti

Katiuska


Etiquetas: , , , , ,

Categoría: Desarrollo y Crecimiento Personal

About the Author ()

Investigadora del Campo de la Expansión de la Consciencia. Apasionada de la Física Cuántica y a La Ley de La Atracción. Creadora de la página "El Poder Está Dentro de Ti" y del Grupo EL PODER en Facebook. Totalmente convencida de que EL PODER está dentro de nosotros, que somos lo que pensamos.

Comentarios (9)

Trackback URL | Comentario desde RSS

  1. jaime rivas feria dice:

    Katiuska excelente articluo.

  2. Alison dice:

    Hermoso! recordar que somo únicos e irrepetibles.

  3. alberto luna dice:

    interesante reflexion. Es muy claro lo que manifiestas. uno es lo que es, que por supuesto que debemos tener un norte en la cual nos indica a donde vamos a donde vamos a llegar y al final llegaremos a la meta con nuestro propio esfuerzo y eso es valioso.
    saludos desde el Peru

    alberto luna bellido

  4. lucia dice:

    muy interesante los artículos tocan temas algidos para continuar en este camino de la vida.los felicito por ello

  5. JOSE MARTINEZ RENTERIA dice:

    ME PARECE INTERESANTE PODER RECIBIR COMO EXPANDER LA CONCIENCIA MEDIANTE EJERCICIOS

    GRACIAS POR COMPARTIRLO ESPERO MAS ADELANTE COMPARTIRLO CON ALGUIEN MAS.

  6. Francisco dice:

    Voy a contarte mi historia. En mi época adolescente, enseñanza se-cundaria, yo ponía atención a los profesores y con eso era suficiente para salir con excelentes calificaciones y me servía para hacer “centros” con los compañeros, de mi grupo o del mismo nivel de otros grupos, para que se preparan bien para los exámenes. Sin orgullos ni nada parecido, simplemente colaboraba con ellos.
    En la universidad, escribía las ideas que los profesores daban, y en las noches, desarrollaba las lecciones en los cuadernos respectivos. Principalmente en Matemática, me buscaban los compañeros para que les explicara. Cuando terminaba el año, los profesores me pidieron los cuadernos y con ellos imparten las lecciones.
    En cuanto a relación con muchachas, sin vanidades le cuento que nunca busqué a ninguna, sino que una tras otra llegaban a buscarme a la casa. Y, al mismo tiempo, todas las novias de mis hermanos, se enamoraban de mí, con lo cual me gané mucha animadversión de mis hermanos hacia mí.Yo no tenía la culpa de nada, simplemente era especial en todo sentido, sin la intención. Simplemente era así. Mis novias eran muchachas preciosas, a las que alababan mis padres, mis tíos y otras personas y mis hermanos les coqueteaban. Cuando me casé, todos los hermanos adolescentes se volvieron como locos con ella hasta el día de su muerte; sin embargo, siempre me fue fiel.
    Yo no me comparé nunca con ninguno, aunque sí reconocí la valía del mayor en cuanto a su disciplina y don de mando. En los sitios donde trabajé, siempre fui, de natural, el empleado estrella y las jefaturas me pedían adiestrar a los nuevos. Sin embargo, si alguien ha sido siempre humilde, soy yo. Simplemente me he dado a quien lo necesita, sin esperar recompensas ni reconocimientos. En los tiempos de estudiante, siempre me llamaron SABIO, y aún me lo dicen muchos.

    Adiós, respetada señora.

  7. claudia hidalgo dice:

    Gracias Katy por tan bonita reflexión fijate que me averguenza decirte pero yo he incurrido en ese error desde mi niñez porque a su vez mis padres lo solían hacer, entonces yo aprendí a compararme, con mi hermana, con mi familia, vecinas y con otras personas, y me cuesta trabajo no hacerlo, espero conseguirlo finalmente y ser libre!!!!!!
    Bendiciones!
    clau

  8. Gladis Argueta dice:

    Definitivamente Dios nos hizo únicos e irrepetibles, y debemos recordar que cada tributo o don que poseemos Dios nos lo ha regalado para compartir con los demás sin afán de enorgullecernos o sentirnos superiores a nadie. Bendiciones!!!

  9. enrique dice:

    Es cierto lo que dices, sabio. O lo estás imaginando. Pareces que estás sufriendo algun trastorno de personalidad.

Deja un Comentario